jueves, 12 de diciembre de 2013

Polvorones {como los caseros ninguno}

Los polvorones son una especialidad incluida dentro de los mantecados, pero se diferencian de estos en que llevan almendra en mayor o menor proporción. Además es un dulce que se consume casi exclusivamente durante las fiestas navideñas.

Desde bien pequeña recuerdo como la noche de nochebuena ayudaba a mi tía a montar la bandeja de los dulces  mientras el asado de mi madre aromatizaba toda la casa. 

Ese momento siempre ha sido muy especial,  y  por suerte continua como entonces,  ya se ha convertido  en  todo un ritual; cortar los turrones, poner los mazapanes, ir colocando los polvorones { ver como desaparace un trocito de aquí y otro de allá mientras lo preparas.......jaja}  y  todo esto  en medio de una animada charla, y ahora también de la algarabía que forman mis peques.

De todos esos dulces navideños, mi preferido siempre ha sido el polvorón, y desde que he probado los caseros lo tengo aun mas claro. 



La receta proviene del blog  Webos fritos,  por lo tanto  he jugado con ventaja, porque de antemano ya sabía que no iba a fallar. 

Vamos con ella tal cual Su nos la relata.


Ingredientes:


-350 gr de harina de repostería

-40 gr de almendra cruda molida
-80 gr de azúcar glas 
-Más azúcar glas para decorar
-110 gr de manteca de cerdo ibérica
-Un chorrito de anís
-¼ cucharada de canela



Preparación previa


1.Poner la tarde de antes la harina y las almendras molidas en una bandeja apta para horno. La harina estará bien tamizada y bien mezclada con la almendra. Si se hace en la Thermomix, poner en el vaso la harina y las almendras y programar 30 seg., vel. progresiva hasta llegar al 10. 
2. Precalentar el horno a 130˚, calor arriba y abajo.

3. Introducir la bandeja 30 minutos, moviendo de vez en cuando con la espátula. Va cogiendo un tono ligeramente tostado. Es importante que no se nos pase el tiempo porque si no amargaría la mezcla. Dejar reposar hasta el día siguiente.

4. De esta masa utilizaremos a continuación únicamente 320 gr. En el proceso de tostado se pierde algo de peso, pero la cantidad final que se obtiene a partir de las cantidades iniciales de almendra y harina depende de la calidad de ésta y del horno.


Preparación tradicional


1. Formar un volcán con la harina y meter dentro los ingredientes, e ir mezclándolos hasta conseguir una masa uniforme, arenosa, pero con la que se pueda hacer una bola un poco aplanada, que se mete en el frigorífico entre 30 minutos y una hora envuelta en plástico transparente.
2. Sacar del frigorífico, quitarle el plástico, y con la palma de la mano ir aplastando un poco la masa —por los bordes se abre, pero luego se va arreglando—. Dejarla gordita y pasar suavemente el rodillo para igualar la superficie. Usar un vaso de vino  a manera de cortapastas, e ir haciendo los polvorones. Cuando va sobrando masa, juntar de nuevo, como si estuvierais haciendo un puzzle, sin hacer otra vez una bola, solamente juntando las porciones de masa una detrás de otra, y uniéndola con cuidado con los dedos, y pasando el rodillo por la superficie para igualar. Con esto conseguimos aprovechar hasta casi las últimas miguillas.
3. Dejar reposar el tiempo que podáis (al menos una media hora)
4. Precalentar el horno a 180º˚,  e introducir 20 minutos, a una altura media. A partir del minuto 12 mirar por si vuestro horno va a toda caña, y se os queman.

5. Retirarlos del horno, y cuando estén fríos, espolvorearlos con abundante azúcar glas y retirarlos cuidadosamente con una espátula a la fuente de presentación.


Preparación en Thermomix


1. Poner en el vaso la manteca de cerdo del tiempo, la canela, el anís, los 80 gr del azúcar glas y la mezcla que hemos preparado con la harina y la almendra tostada, una vez fría. Programar 20 seg., vel. 6. Se envuelve en plástico transparente, y se mete al frigorífico entre 30 minutos a una hora.
2. Sacar del frigorífico, quitarle el plástico, y con la palma de la mano ir aplastando un poco la masa —por los bordes se abre, pero luego se va arreglando—. Dejarla gordita y pasar suavemente el rodillo para igualar la superficie. Usar el tapón de la Thermomix a manera de cortapastas, e ir haciendo los polvorones. Cuando va sobrando masa, juntar de nuevo, como si estuvierais haciendo un puzzle, sin hacer otra vez una bola, solamente juntando las porciones de masa una detrás de otra, y uniéndola con cuidado con los dedos, y pasando el rodillo por la superficie para igualar. Con esto conseguimos aprovechar hasta casi las últimas miguillas.
3. Dejar reposar el tiempo que podáis (al menos una 1/2 hora)
4. Precalentar el horno a 180º˚,  e introducir 20 minutos, a una altura media. A partir del minuto 12 mirar por si vuestro horno va a toda caña, y se os queman.
5. Retirarlos del horno, y cuando estén fríos, espolvorearlos con abundante azúcar glas y retirarlos cuidadosamente con una espátula a la fuente de presentación.


(*)Ni todas las harinas ni todas las mantecas son iguales, por eso cada uno tenemos que coger la medida que nos va bien en casa, que puede variar unos pocos gramos sobre la receta original.
(*)Debemos conseguir que no se rompan al tocarlos, pero que se deshagan nada mas meterlos en la boca.






10 comentarios:

Mou dijo...

este año me he decidio por fin a hacerlos. tengo muchas ganas y quiero ver q tal quedan

Bego dijo...

Efectivamente es todo un ritual que año tras año no puede faltar ....
Los polvorones es de los dulces navideños que mas nos gustan y desde que los comencé a preparar en casa hay unos años, los comprados ya no entran , es mas , no los quieren jajaja....
Te han quedado perfectos, qué ricos !!! Como los vais a disfrutar !!
Besinos.

Michi Carrique dijo...

Riquíiiiisimos! Yo también los hago caseros, muy parecidos, y están de muerte. Saludos!

Mayte dijo...

Unos polvorones absolutamente irresistibles!!!

Mil besos.

lolines dijo...

Así, es como los caseros no hay nada mejor.

Cuky´s Cookies dijo...

Tienes razón, como los caseros ninguno!! Estos son de mis favoritos. Te quedaron perfectos, con el papelito y todo!!^^
Un besote!

Nenalinda dijo...

Divinisimoooooooooos no lo siguiente ademas de estar de muerte relenta.
Bicos mil wapa.

Churretosa dijo...

Sin duda, los dulces navideños caseros son siempre la elección acertada. Es cierto que la calidad de la manteca es importante, yo la hago en casa, las comerciales no terminan de convencerme, será porque estoy acostumbrada, jajaja.
Estos polvorones pintan genial... me alegro que te hayas propuesto llenar la bandeja de forma artesanal y hecho en casa.
Besos.
Raquel

CHARO dijo...

no sabía la diferencia entre polvorones y mantecados, es muy interesante. Está claro que como lo hecho en casa no hay nada, y a tí te han quedado de lujo

Susana Blanco dijo...

¿Sabes que el ritual de preparar la bandeja de los dulces es el mismo que se hace en mi casa? (Je,je,je)... Y ahora los pequeños también se suman a la fiesta, ¿no?

Yo este año no he preparado polvorones pero la verdad es que los caseros están muy buenos. Me encantan así como los has hecho tu, gorditos. Tienen una pinta impresionante. Se pegarán todos en la mesa por llevarse uno a la boca.

Un beso preciosa y Feliz Navidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...